Adelanto de “Luna Salvaje”

Hola mis queridos lectores, gracias por la visita a mi nuevo blog. Me encantaron los comentarios, y agradezco el apoyo de todos ustedes. Les mando un beso y un abrazo, y como regalo por la maravillosa inauguración de ayer, les tengo esta sorpresa.

Disfrútenla!!!

 

CAPITULO UNO

—¡Nooooo…!

El grito de Marak se perdió entre los ruidos de disparos de energía azul, haciendo eco entre las paredes de la Suite Real del Hotel Imperial.

Trace —el capitán de su Guardia— lo ayudó a cubrirse tras el gran sofá en el centro de la habitación. Segundos después algunos disparos impactaron cerca a ellos.

Marak aún no entendía qué rayos estaba pasando. Hacía cinco minutos había estado sonriendo por la larga conversación que había tenido con su familia, a través del holotransmisor. Y de pronto un grupo de hombres cargados con armas de energía azul, forzaron la entrada de la Suite y mataron a Jehtt, uno de los guerreros de su Guardia.

Una punzada de dolor golpeó su corazón. Jehtt había muerto. Y quizás ellos pronto también lo seguirían. Odiaba haber venido a este loco planeta. Quería regresar a casa, donde sabía que estaba a salvo.

Con el cuerpo tenso y el corazón agitado, Marak concentró todos sus sentidos en lo que estaba sucediendo. Trace le había facilitado una de sus armas, y Marak era muy bueno usándola. Su Padre había entrenado a cada uno de sus hijos en varias técnicas de combate. Pero aún así, Marak sabía que estaban perdidos. Aquellos hombres los superaban en número, y ningún entrenamiento, por más bueno que haya sido, podía superar eso.

—Vienen por ti, Príncipe Marak —susurró Trace mientras lo protegía con su cuerpo—. Hasta ahora, no han hecho nada para lastimarle, sólo quieren acabar con nosotros, sus protectores.

Marak podía escuchar la verdad en el tono de Trace, pero no quería que nadie más saliera herido. Trace era su amigo, y no podía perderlo. —Me entregaré, así tú y Ramzen tendrán una oportunidad de escapar —decidió mientras intentaba ponerse de pie. El agarre fuerte de Trace en su brazo, logró detenerlo.

Trace lo miró con enojo y determinación. —Por supuesto que no, Príncipe Marak. Es nuestro deber como su Guardia protegerlo con nuestras vidas si es necesario.

Más disparos impactaron cerca a ellos, Marak podía escuchar los pasos acercándose, tratando de rodearlos. Ramzen hacía todo lo posible por retrasarlos, pero pronto los tendrían a tiro, y Marak vería cómo asesinaban a su Guardia.

Observó a Trace dejar que su parte felina tomara el mando, su piel morena se cubrió con un corto pelaje negro, sus caninos crecieron en su boca y sus ojos se convirtieron en rendijas verticales haciendo resaltar el verde de sus ojos. —Cuando le dé la señal, corra al dormitorio y escape por la ventana. Trate de llegar a la Nave Real y vuelva a Naiid. Debe ponerse a salvo, Príncipe Marak. Su familia lo necesita.

Marak trató de negar. No quería dejarlos aquí. Habían estado con él desde que entró a la madurez. Giró su mirada hacia Ramzen, que había tomado resguardo tras uno de los pilares que adornaban la pequeña sala de la Suite. También había dejado salir a su parte felina, su piel estaba cubierta con un corto pelaje leonado con manchas negras, pero era su determinada mirada azul lo que le dijo a Marak, que lo protegerían hasta el último aliento.

Su corazón se estrujo en su pecho. Ellos iban a morir, y no había nada que pudiera hacer para impedirlo, sólo ponerse a salvo y no dejar que el sacrificio que ellos hacían, fuera en vano. —¿Marak? —urgió Trace. Los segundos corrían y el tiempo se les estaba acabando.

Marak asintió.

Cuando Trace rugió, Marak supo que era el momento. Corrió. Corrió como nunca antes lo había hecho, cambiando a su parte felina mientras huía hacia el dormitorio. Los rugidos de Trace y Ramzen sólo duraron unos minutos antes que los pasos de los hombres que lo querían, resonaran tras él. Disparó hacia atrás varias descargas de energía azul y saltó por la ventana, rompiendo los cristales. Sus garras se incrustaron en la pared exterior del edificio, y comenzó a descender rápidamente, dejando marcas de garras y agujeros a su paso.

Los disparos pasaban junto a él, pero ninguno logró impactar en su cuerpo. Trace había tenido razón, los hombres lo buscaban a él y no querían herirlo. La adrenalina corría fuerte por sus venas, pero estaba exhausto, así que entró por la ventana de una habitación 20 pisos debajo de su Suite. Cautelosamente se movió por la habitación, y suspiró aliviado al encontrarla vacía. No perdió tiempo en salir, tomó el holovador y bajó al primer piso. Necesitaba salir de ese maldito hotel e ir al Puerto Espacial. Su nave seguía anclada allí, y podía escapar de este loco planeta.

Cuando estuvo en la calle, dejó el cambio, volviendo a su forma normal, y tratando de no llamar mucho la atención de los transeúntes a esa hora de la noche. Ocultó el arma que no había soltado ni un solo instante. Recorrió su mirada alrededor, y respiró profundamente. Su cola se movió nerviosamente, de un lado a otro.

No podía paralizarse con el miedo. Era un Príncipe Naiidian, y un guerrero. Y tenía que volver sano y salvo con su familia. Se echó una mirada, y suspiró aliviado. Estaba agradecido de que sus genes ayudaran a su cuerpo, los rasguños y los golpes obtenidos con el descenso por la pared del Hotel, ya habían sanado. Miró con temor hacia al imponente edificio, sabía que le quedaba poco tiempo antes de que esos hombres bajaran a buscarlo.

Se sintió vulnerable. Había perdido no sólo a su Guardia, sino también a sus amigos.

Estaba solo, y tenía que hacer hasta lo imposible para volver a casa. Se lo debía a Trace, Jehtt y Ramzen. Tenía que seguir con vida, por ellos.

Tomó un transporte hacia el puerto, tenía los nervios crispados y miraba hacia todos lados buscando amenazas.

Aún no entendía qué jodidos había sucedido. Llevaba en la Tierra dos días. Sólo había venido a este planeta a una reunión con el Consejo de Mando del Comando Terrestre. El tratado comercial que llevaba planeándose varios años entre sus mundos, iba a ser aprobado en estos días.

Se frotó las manos, intentando calentar el frío que se acumulaba en sus huesos.

Había creído que todo estaba bien.

La mirada hambrienta y voraz que le había lanzado Roshan Taule —uno de los principales miembros del Consejo de Mando—, volvió a su mente y lo hizo estremecerse. Había sido una experiencia bastante desagradable. Le había causado escalofríos de repulsión, pero había tenido que aguantarse para evitar que el trabajo de su Padre se arruinara.

El rey Ailean Felydhae quería estar en paz con los humanos y había planeado este tratado desde hace mucho tiempo, pero ahora todo se había ido al infierno.

Tragó el nudo en su garganta.

Tenía miedo, y no podía confiar en nadie.

El transporte lo dejó en la entrada del Puerto Espacial. Pagó con los pocos créditos que tenía en sus bolsillos, y entró a la Terminal junto con la multitud de seres que se embarcaban hacia otros mundos.

Caminó apresurado hacia la Zona Este donde su nave estaba aparcada, pero se quedó quieto y asustado cuando encontró el lugar vacío. Su nave no estaba, y ahora se encontraba solo en este extraño planeta.

Su corazón empezó a correr veloz en su pecho. No sabía qué jodidos hacer ahora. El sonido de pasos apresurados lo sacó de su aturdimiento, cerró los ojos y respiró profundamente. A pesar de los múltiples olores que invadían sus sentidos, pudo oler el aroma de los humanos que estaban cazándolo.

Tenía que moverse.

Caminó rápidamente hacia la salida norte, pero pudo percibir que algunos de los hombres persiguiéndolo, la habían bloqueado. Se giró, cambiando de dirección. Necesitaba subir a una nave, necesitaba ponerse a salvo y contactar con su familia. Miró el brazalete en su muñeca y gimió frustrado. La piedra dorada estaba rota, debió romperse cuando se tiró por la ventana. La última posibilidad de comunicarse con su familia, era una roca inservible en su muñeca. La piedra era un regalo de su Padre, y también era un enlace con su familia, podía comunicarse con ellos a través de sus mentes. Miró otra vez la piedra, y gruñó. Ahora no había forma de decirle a su familia que necesitaba ayuda.

Caminó como un sonámbulo, con su mente ocupada buscando una salida al problema en que estaba. ¿Qué demonios iba a hacer ahora? Sus pasos no se detuvieron ni un solo segundo. Siguió caminando sin ver por donde iba hasta que chocó con alguien a su paso.

Levantó su rostro, y un escalofrío de terror recorrió su cuerpo al ver a un fornido hombre de pie frente a él, mirándolo con cara de pocos amigos.

Eso lo asustó. Mucho.

—Lo siento —murmuró mientras daba un paso atrás. Miró tras el gorila enojado y vio que unos hombres estaban subiendo unas cajas de suministros a una lujosa Nave Privada.

La piel de su nuca se crispó. El peligro estaba cerca, se giró y pudo ver a tres hombres acercarse hacia la zona donde estaba. Miraban a todos lados a través de la multitud, buscándolo.

Volvió su mirada hacia la Nave Privada, era su única salida.

—Por favor,… —murmuró al hombre que vigilaba la rampa—. Por favor,… —su mente iba y venía por un sin números de cosas. Tenía que mentir, nadie podía saber que era un Príncipe de un planeta lejano, eso lo podía poner en más peligro del que estaba—. Necesito algún empleo, ¿Puede preguntar al dueño de su nave si me da un trabajo? Sé muchas cosas, —murmuró mientras echaba un vistazo hacia atrás—, haré lo que sea.

El tipo lo miró de pies a cabeza sin decir nada. Los nervios de Marak lo estaban haciendo temblar. Suponía que se veía patético, con la ropa sucia y un poco desgarrada, y con la mirada desesperada en su rostro.

—Mi señor, un cachorro Naiidian pide subir abordo. Hará lo que sea por un empleo. Esas fueron sus palabras —dijo el hombre a través del intercomunicador en forma de reloj en su muñeca.

Marak dejó de oír lo que el hombre decía cuando giró su rostro otra vez hacia los hombres, y supo que lo habían visto. Se preparaba para correr, cuando el hombre a su lado tomó su brazo, y lo arrastró por la rampa hacia la nave. Marak sintió que el tipo lo estaba cubriendo con su cuerpo, tratando de evitar la mirada de curiosos hasta que la rampa retráctil subió y la salida quedó sellada.

—Mi señor acepta tenerte aquí, te llevaré con él ahora.

Marak tragó el nudo en su garganta cuando fue conducido por un largo pasillo hacia una cabina. Pudo sentir a la nave moverse ligeramente al despegar.

Esperaba no haberse metido en un problema mayor del que estaba.

Cuando el fornido hombre tocó la puerta, Marak ya no podía contener los nervios, su cuerpo temblaba en shock por lo que había pasado en la última hora.

—Adelante —La fuerte voz de barítono que llegó a través de la puerta hizo que un delicioso escalofrío recorriera su cuerpo.

La puerta se abrió y reveló al dueño de la nave. Marak casi cae de bruces cuando el olor más delicioso que había olido alguna vez, golpeó sus sentidos felinos. Un aroma a almizcle y cítricos, llenó sus pulmones, embriagándolo y colmando su cuerpo con un ardiente deseo de saltar sobre el humano. Un ronroneo bajo empezó a sonar en su pecho, y no pudo evitarlo. Mirar dentro de esos pálidos ojos verdes, casi lo hace caer de rodillas.

Su Corae Consorte lo miraba aturdido detrás de ese gran escritorio.

¿Cómo era posible que ese humano fuera su compañero?

 

 

24 comentarios en “Adelanto de “Luna Salvaje”

  1. querida caroll paracuando tan maravilloso libro pues lo q e leido me apuesto los dientes muy muy largos y me muero por tenerlo y deleitarme con su lectura gracias d todo coraon por compartir tus maravillosos libros una fans incondicional tulla antonia

  2. Muy buen primer capitulo, te deja con ganas de mas, espero que lo termines pronto, me gusta mucho como escribes y en especial me gusta esta serie, ya que es de gatitos..Muchas gracias por compartirlo con nosotros.

  3. muchas gracias por el adelanto, pero si lo leo se que no voy a poder dormir de la ansiedad, así que mejor me espero a que este completo, besos y gracias nuevamente por compartir este espacio con nosotr@s ❤

  4. bueeeeeeeeeno…que me voy a tener que tragar mis palabras…resulta que me dije: Lu, que tanto es tantito!!!??? un rengloncito nada mas y ya…y termine leyendo todo el capi y ahora quiero maaassss, pero para el siguiente capítulo no voy a caer en la tentación…eso espero jajaja, Gracias 🙂

  5. ohhh por diosque adelantoo ya quiero leer mas por favor jjaaja!! me encantooo!! gracias por este regalo …me re gustoo !!!! gracias por tu trabajo y compartirlo!!! besso!!!

  6. El primer libro de la serie me encantó, y este primer capítulo indica que el segundo puede ser aún mejor. Lo espero impaciente.muchas gracias.

  7. hola mujer me dejas los colmillos extendidos grrrrrrrrrrrrrrrrrr ÑAM ,ÑAM, se ve super interesante ojala este prontito ^^ besos y te felicito por abrir tu pagina ya era tiempo ^^

  8. Hola y muchas gracias por tu blog. Me gusta mucho como escribes, y lo que escribes. Fué una alegria saber que tenias tu propio blog donde enconrtrar todas tus cosas… que ya he leido, pero es un placer ver el proceso y seguir paso a paso lo que ha de venir… Muchos animos y una vez más, gracias y felicidades!!

  9. hola Carolina
    te felicito eres una grandiosoa escritora, he leido varios de tus libros( La ventana equuivocada, tu heroe de enseño y toda la saga Y todo por… espero la cuarta entrega pronto ) debo decirte que me han encando todos ellos. ademas cuando termine de leer Luna Azul (que por cierto me lo lei de una sentada) que de en ascuas, por como lo finalizas lo primero que me dije fue y donde esta la continuación?? esto es una serie?? pero solo hasta hace u par de dias descubri que si era una serie y que ya estas en su segunda parte lo cual me hace muy feliz, espero pronto tener a Luna Salvaje en “mis manos” para poder disfrutar de una emosionante y estupenda historia…

    gracias por tu extraordinario trabajo

  10. Aaah, no es suficiente, un capitulo no es suficiente T^T
    Carolina tienes el don, no sabes cómo disfruto de tus historias y esta serie no es la excepción. Me alegró mucho saber que Luna Azul NO era el único libro, sino que tendría no dos, por lo que veo, son TRES hasta ahora y quien sabe, puede que haya más jeje GRACIAS por el adelanto y ni modo a sufrir hasta que lo tengamos completito XD Bsss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s